De nuestros amigos de Buenos Aires.

LA PERSONA AL CENTRO

- Con mucho empeño ha ido haciendo carrera y hoy es gerente en una multinacional con un gran equipo de trabajo a cargo. "En un momento, me presionaban y presionaban para que aumentara las exigencias al equipo que coordino, yo sabía que estaban trabajando bien, pero aumentar las presiones más y más es una dinámica habitual en las empresas de este tamaño. Esta vez no podía hacerlo. Enseguida se me vino a la mente que ponía en riesgo mi puesto de trabajo y estoy pagando un auto...'a lo sumo venderé el auto' resolví al instante. Me comuniqué con el gerente regional, mi superior, y le manifesté que no se iba a exigirle más al equipo, son personas, no se les puede hacer esto. Para mi sorpresa, no solo conservé mi puesto de trabajo, sino que mi jefe unos días después me llama para decirme que valoró mi actitud y ofrecerme un puesto más alto.

- Sabíamos el esfuerzo que estos clientes habían hecho para poder realizar el viaje. Nos enviaron los nombres mal escritos, razón por la cual habría que pagar una penalidad para corregirlos. Si bien no era nuestro el error, compartí la situación al resto de mis compañeros, manifestando el motivo del viaje y decidimos afrontar nosotros como empresa este gasto, aunque fuéramos a pérdida, sin trasladárselo al cliente. Sentimos que estas decisiones de poner a la persona en el centro generan un retorno por los lugares menos pensados y transmiten la cultura del dar y compartir que la EdC propone: a pesar de ser un momento difícil en nuestro sector, mantenemos el nivel consultas, reconociendo que la mayoría son por recomendaciones.

De un empresario de Rosario, Santa Fe. 

LAS RELACIONES, NUESTRO MÁS VALIOSO CAPITAL

Inicié, con el acompañamiento de dos amigos que adhieren también a los principios de EdC, en el 2004 un proyecto gastronómico en un bar del microcentro. Tres años después nos vimos en situación de cerrar la empresa, por falta de rentabilidad, con pérdida de gran parte del capital, pero saneando totalmente la economía de la empresa, ya sea con proveedores, locador, fisco, y empleados por sobre todas las cosas. El saldo económico de este periodo no fue bueno, pero si en relaciones con todos los actores y entre los socios. Por eso, el deseo de repetir los intentos.
Se sucedieron años complejos en lo laboral, con dificultades incluso para la subsistencia de mi familia en algunos momentos. Hace unos meses, providencialmente, me llega a través de un amigo el ofrecimiento de instalar una Cantina dentro de una empresa con 1200 empleados, todos potenciales clientes. Este amigo se ofreció incluso a facilitarme el capital para poder abrir el negocio. Fueron fundamentales las charlas con un consultor amigo, quien aportó a la EdC su capacidad profesional haciéndome ver la mejor manera de encararlo.
El 12 de Mayo abrimos La Cantina, con todo el equipamiento financiado y una expectativa de ventas que se superó en un 100%. Hoy damos trabajo a 10 personas, con distintos tipos de cargas horarias, más acordes a las posibilidades de las personas que a las necesidades de la empresa. Todos los que trabajamos teníamos extrema necesidad de hacerlo, porque ninguno de los 10 tenía otro trabajo. La búsqueda del personal fue una experiencia de necesidades mutuas que se satisfacen, bajo las condiciones de la caridad como regla de convivencia y acordando de común acuerdo las remuneraciones de acuerdo a las posibilidades.
Los Socios son mis amigos del primer proyecto, que siempre me apoyaron y siguieron estimulando para nuevos proyectos, siendo personas de consulta permanente y apoyo moral y económico si hubiera sido necesario, pero la Providencia se les anticipó.

DAR Y RECIBIR, PARA VOLVER A DAR

La Cantina, en lo personal, además del factor económico, me permite no sólo la relación con los compañeros de trabajo en forma muy estrecha por el tipo de actividad, sino también transmitir buenas energías a las cientos de personas a las que diariamente se les brinda desayuno, almuerzo, merienda, cena; o bien cualquiera de los demás servicios y productos que vendemos. En estos dos meses, con muchos clientes se crearon relaciones muy cordiales, siempre tratando de transmitir la alegría y felicidad de tener trabajo y poder darle también trabajo a otros, así como disfrutar de la vida que es un regalo de Dios.
Con el personal debí realizar algunas pruebas pero con poquísimos cambios. A algunos de ellos ya le pude adelantar pagos y también dar préstamos, trasladando la financiación que el dueño de la empresa me otorgó a mi por muchos años de amistad y de trabajo en 2 oportunidades anteriores.
La semana pasada pude vivir la cultura del dar concretamente más alla de los límites de la empresa, cocinando los almuerzos y cobrando solo el costo de los productos directos a un grupo de jóvenes que se encontraban para formarse en al cultura del dar y organizar actividades solidarias, siendo esta ganancia donada un aporte para la EdC, junto a algún efectivo que me permitió sentirme protagonista de algo tan grande. Si bien, durante muchos años me he sentido parte tratando de aportar talentos, tiempo, dolores, e incapacidades que solo Dios conoce.


  noticiario 41 es Ya está disponible en español el número 41 de la revista de la EdC, digitalizado para que puedas descargarlo e imprimirlo cómodamente.

Este ejemplar está enteramente dedicado a los eventos de la EdC que tuvieron lugar en Nairobi el pasado mes de mayo. Los que estuvieron presentes dan testimonio de que fueron como una nueva “bomba de la EdC”. "Una empresa no basta" es el título elegido para este ejemplar, un lema que surgió espontáneamente durante aquellos días y que Ornella Seca explica en su artículo.

¡Qué lo disfruten!

Por Marisol Cuadrado

Muchos desde distintos lugares del mundo en este momento consideran como ejemplo de liderazgo a nuestro Papa Francisco, a muchos nos emociona por distintas razones: a algunos por ser latino, argentino, por San Lorenzo, a otros por su capacidad de darse en pos de la justicia, por ser jesuita y para los laicos ignacianos por tener un espíritu común, un estilo de vida similar en el deseo de transformar la sociedad.
Desde la antigüedad, al liderazgo se lo ha entendido como ejercicio del poder, como esa capacidad de forzar, coaccionar u obligar a alguien para que éste, aunque no quiera, haga la voluntad de un tercero. Harry Truman decía que lidera es “el arte de persuadir a la gente para que haga lo que ya debería haber hecho”.

Por Belén Aenlle

Publicado por la revista Ciudad Nueva. 

Solemos reconocer que los modelos y decisiones económicas y políticas inciden en el crecimiento o decrecimiento de la pobreza. Sin embargo, con frecuencia, cuando nos relacionamos con personas en situación de pobreza, cuando pensamos o evaluamos determinadas prácticas y/o políticas parece desdibujarse esta consideración y aparece fuertemente asociada a características de esas personas que las hacen “ser pobres”. Así colocamos las causas de la pobreza en los factores subjetivos y culturales de las personas que la viven, poniendo el acento en las causas que la potencian y no en las que la producen. Esto invisibiliza las condiciones materiales que la generan y facilita su proceso de naturalización1. Es decir, no son determinadas características culturales las que hacen que una persona o familia vivan situaciones de pobreza; en todo caso, vivir esas situaciones de pobreza influye en variadas formas culturales.

Por Florencia Locascio

 

¿Cómo uno de nosotros puede estar feliz si uno de nosotros está triste?”

150528 Nairobi Congresso EdC 42 ridCon estas palabras sencillas, Geneviève Sanze**, nos situaba en el corazón de la identidad africana . La fuerte cultura comunitaria de las sociedades tradicionales africanas sigue latiendo, y nos dejó una profunda marca durante nuestra estadía en este continente con motivo del Congreso Internacional de EdC 2015.

La crisis económica, cultural, social y de valores pone a muchos en situación de no poder generar riquezas. La dignidad de muchos queda escondida tras la trampa de la pobreza. Recorriendo la ciudad de Nairobi y escuchando las historias de nuestros nuevos amigos africanos, nos encontramos con realidades dolorosas, grandes privaciones, situaciones de guerra arrastradas por generaciones, desigualdades profundas. Estamos de frente a las debilidades de nuestro desarrollo, las contradicciones de nuestro sistema económico.

Explicar África es muy difícil. Y aunque 15 días no alcanzan para comprenderla, pero sí para amarla, esta es mi historia.

1 Argentinos EdC2Más de 400 personas procedentes de los 5 continentes, nos reunimos en Nairobi (Kenia) para la apertura del V Congreso internacional de Economía de Comunión. Empresarios, emprendedores, estudiosos, estudiantes, y todos aquellos interesados en una economía que ponga al centro a la persona fuimos a África para abrazarla. ¿Por qué? Porque hoy sigue sufriendo, y mucho, por las relaciones predatorias que muchos países industrializados han mantenido y mantienen con ella, primero olvidándola y luego aislándola, cuando sienten el peligro del contagio.

Sólo haciendo el viaje se puede dibujar el mapa de África. Pero ese mapa que dibujamos necesita que escuchemos sus historias.

El regalo que podemos darle a África es ver sus riquezas antes que sus pobrezas.

Videos

Luigino Bruni sobre la E.de C....

video School Virtuale Claritas Bruni 

 Fundación Claritas - www.claritas.org

EMPRESAS

 

ASAMBLEA INTERNACIONAL

ACCEDÉ A TODOS LOS CONTENIDOS

NAIROBI

  

Reportes

Organizaciones Asociadas

 edcinternacionalpolosolidaridadsumafrat

amumppunetone

 

 

ecoonenewhumanity

focolare

 

 

 cropped-untitled-1.jpg